Directos hacia el Mulhacén

La asociación de personas con discapacidad intelectual, CEPER, organizó ayer la subida al Mulhacén, pico más alto de la península Ibérica, para reivindicar la labor de esta asociación.

En total fueron quince las personas que realizaron la incursión al monte. La subida se realizó desde Capileira, en la Alpujarra granadina, y se avanzó hasta la Hoya de Portillo, lugar donde se inició el ascenso. Fueron en total fueron tres horas y media de subida. Entre los integrantes se encontraban seis personas con discapacidad intelectual.

La expedición comentó al final del ascenso que “con determinación y esfuerzo hay limitaciones que pueden superarse”.

La actividad fue guiada por tres miembros de la Sociedad Excursionista de Málaga, entre los que se encontraban el presidente de la asociación CEPER, Sergio Fernández, y Ángel López, presidente de la asociación de excursionistas. Además, un equipo técnico les acompañó para evitar cualquier imprevisto.

Mas Informacion:

Posted by Javier Molina

Docente

Deja un comentario