Los días 14 y 15 de julio de 2020 salimos para hacer una travesía de dos días en kayak, los socios Francisco Pérez (fran) y Jesús Vías (chus), que nos permitió probar los nuevos kayaks infinity adquiridos durante el confinamiento.

La travesía de 50 km se organizó en dos días, 25 km cada día. El ritmo fue siempre el mismo, 5 km/h aprox., con paradas cada hora para descansar unos minutos, estirar las piernas y tomar algo de agua y comida.

El primer día salimos sobre las 11:30 desde la playa de Pedregalejo, hacía nuestro destino: el delta del río Vélez. La previsión meteorológica se cumplió, levante flojo subiendo un poco a mediodía. A lo largo del camino pudimos disfrutar de las vistas que nos aporta el litoral desde el mar, que, aunque totalmente construido, deja elementos visualmente atractivos, como los del cantal entre la Cala del Moral y el Rincón de la Victoria (pequeño acantilado de calizas jurásicas con curiosas terrazas marinas y conectado geológicamente con la Cueva del Tesoro), el castillo del marqués en Valle Niza y las torres vigías de la Araña, Cantal, Benagalbón, Chilches, Benajarafe y Almayate. Todas estas torres son elementos defensivos de época cristiana (entre los siglos XVI y XVIII) y que se caracterizan por estar en zonas donde el terreno adquiere cierta elevación, lo que, por otra parte, denota cambios en la litología, ya que se sitúan en pequeñas zonas acantiladas en la costa debido a la presencia de calizas jurásicas o esquistos de edad paleozoica que rompen con la lineal continuidad de los sedimentos de la llanura litoral.

Al llegar al delta del río Vélez, buscamos un camping donde pasar la noche. Debido a la pandemia del coronavirus, lo encontramos bastante tranquilo y pudimos disfrutar de un entorno relajado y silencioso donde descansar plácidamente.

El segundo día nos pusimos en marcha sobre las 10:30 de la mañana. El día estaba muy tranquilo, apenas había oleaje, al igual que el día anterior, de levante. Dado que volvíamos para Málaga, el oleaje lo teníamos a favor, lo que hizo que recortáramos el tiempo de travesía en una hora. La previsión meteorológica no falló y nuevamente el oleaje se incrementó al mediodía, cosa que nos pilló pasando por la Cala del Moral, donde la altura de las olas casi permitía surfearlas.

En definitiva, una tranquila travesía de entrenamiento para las que vengan en un futuro inmediato. Y como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos algunas fotos de la actividad realizada:

Foto 1. Cantal del Rincón de la Victoria

Foto 2. Parada para comer en el Rincón de la Victoria.

Foto 3. Torre vigía de Chilches

Foto 4. Torre vigía de Almayate Bajo o torre del Jaral

Foto 5. Torre vigía de Benajarafe o Torre Moya

Foto 6. Los palistas brindando por el trabajo bien hecho.

Nos vemos en la próxima

 

Abrir chat
¡Hola! Nuestro horario de atención es L-V de 18:00 a 22:00h.