El pasado 19 de junio salimos un par de horas a una pequeña travesía por la bahía de Málaga. La jornada no se presentaba como el típico día veraniego de sol y calor. Todo lo contrario, nublado, lloviendo en la lejanía y con fresco, pero el hecho de habernos comprometidos para salir con una nueva socia que quería probar nuestros kayaks, hizo que nos olvidaramos del “mal tiempo” y salieramos un par de horas a palear.

La realidad es que el día fue de lo más cautivador. Así que en lugar de hablar de la travesía, es más interesante que veáis las fotos y disfrutéis de unas magníficas panorámicas gracias a nuestro compañero Alberto, que hizo de fotógrafo por unos minutos.

Hasta la próxima.